____________________

lunes, febrero 08, 2016

Enfermedad Producida por el Sílice

Enfermedad por el silice 1
La silicosis es una enfermedad pulmonar causada por la inhalación de pequeños trozos de sílice, un mineral que forma parte de arena, rocas y minerales como el cuarzo. Afecta principalmente a los trabajadores expuestos al polvo de sílice en ocupaciones como la minería, la fabricación de vidrio, y el trabajo de fundición. Con el tiempo, la exposición a partículas de sílice provoca la cicatrización en los pulmones, lo que puede dañar su capacidad de respirar.
Hechos clave
Hay tres tipos de silicosis: agudas, crónicas, y acelerados.
Se produce en los trabajadores de las minas, fundiciones, chorro de arena, y la fabricación de vidrio.
Alrededor de 2 millones de trabajadores estadounidenses siguen siendo potencialmente expuestos a la sílice en el trabajo.
No hay cura para la silicosis, pero se puede prevenir.

Tipos de silicosis:

Silicosis aguda, lo que provoca tos, pérdida de peso y fatiga dentro de unas pocas semanas o años de exposición a la sílice inhalado.
La silicosis crónica, que aparece 10 a 30 años después de la exposición y puede afectar a los pulmones, y a veces causar graves cicatrices.
Silicosis acelerada, que ocurre dentro de los 10 años de exposición de alto nivel.
La silicosis se puede desarrollar dentro de unas pocas semanas a incluso décadas después de la exposición. Cuando la gente respira polvo de sílice, inhalan pequeñas partículas de la sílice mineral. Este polvo de sílice puede causar la acumulación de líquido y tejido cicatricial en los pulmones que reduce su capacidad de respirar. Esto puede conducir a la cicatrización pulmonar, tos, pérdida de peso y fatiga.

Cómo afecta la silicosis a su cuerpo

La silicosis afecta a los pulmones al dañar el revestimiento de los alvéolos pulmonares. Una vez que esto comienza, que conduce a la cicatrización y, en algunos casos, a una condición llamada fibrosis masiva progresiva. Esta condición ocurre cuando hay graves cicatrices y rigidez del pulmón, lo que hace que sea difícil respirar.


Las personas con exposición al sílice puede originar tos aguda, silicosis, pérdida de peso, cansancio, y pueden tener fiebre o dolor agudo en el pecho. También puede tener dificultad para respirar con el tiempo, sobre todo con la silicosis crónica. Su Médico puede escuchar crepitaciones o silbidos cuando escuchan a los pulmones. La Silicosis aumenta el riesgo de otros problemas, como la tuberculosis, el cáncer de pulmón y bronquitis crónica.
Cada tipo de silicosis afecta al cuerpo de manera diferente:
En la silicosis aguda, los pulmones se inflaman y pueden llenar de líquido, lo que provoca dificultad respiratoria grave y bajos niveles de oxígeno en sangre.
En la silicosis crónica, el polvo de sílice provoca áreas de inflamación en los pulmones y los ganglios linfáticos en el pecho, lo que hace más difícil la respiración.
En la silicosis acelerada, inflamación en los pulmones y los síntomas ocurren más rápido que en la silicosis crónica.
Con el tiempo, disminuye la capacidad pulmonar, y las personas con silicosis puede necesitar apoyo con oxígeno y otros dispositivos para ayudarles a respirar.
Fuente; http://www.lung.org/
Ingeniero en Higiene y Seguridad Laboral: Pablo Torres
08 /02/2016
Compartir en redes 1

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Compartir en: